Skip to content

Catedral del Burgo de Osma: Marcas de Cantería

abril 13, 2015
tags:

El sábado último realizamos este vídeo sobre las marcas gliptográficas canteriles de la catedral de la diócesis de Osma-Soria.

La referencia más antigua que conozco es la de Juan Cabré en su Catálogo Monumental de la Provincia de Soria, manuscrito de 1911.

Burgo-de-Osma--marcas-de-canteria-en-el-claustro

Catedral-Burgo-de-Osma-marcas-de-cant3eriaPor nuestra parte, la primera mención escrita que hicimos de estas marcas de cantería figura en nuestro libro El Burgo de Osma. Guía para el viajero curioso e inquieto (1996, ya agotado):

“Entre el palacio y la catedral se encuentra la calle del Caracol, llamada últimamente calle de Santo Domingo. El inicio es estrecho y sólo se ensancha medio centenar de metros más adentro. Camina sin temor y, cuando se termine la fachada de la construcción neoclásica, te toparás con una piedra sillar labrada siglos antes. Verás gárgolas y casi escucharás a los canteros inscribiendo su propia marca en cada sillar para luego poder cobrar. Fíjate detenidamente y verás tales marcas de cantería, aunque hay quien piensa que algunas pueden ser parte de un alfabeto criptográfico, cual runas nórdicas, que conocían entre sí los constructores de catedrales y templos del románico y gótico europeo. También en la fachada meridional y en la portada de San Miguel de la catedral, al oeste, podrás apreciar otros signos similares, como igualmente los hay en el muro exterior de la Sala Capitular y claustro, donde las copió Cabré hace varias décadas. Yo te he dibujado también las otras y aquí te las pongo para tu curiosidad. Además hallarás signos gliptográficos en el puente medieval de Osma y en la torre del homenaje del castillo.”

La segunda referencia, más amplia y específica, la hicimos en Soriaymas el 25/07/2011  al reseñar el libro póstumo de Pedro de Pablo Aparicio La catedral medieval de El Burgo de Osma. Construcción, estilo e influencias:

“El capítulo VI lo centra el autor en aportar un corpus gliptográfico que le sirve para deducir una cronología relativa. Este listado de marcas de cantería es, con mucho, el más completo publicado al día de hoy y recoge un total de 99 signos, relación que no pretende ser completa ya que muchos muros de la catedral están cubiertos o alterados posteriormente, así, por ejemplo, se picó a escoda fina los muros en el interior del templo, excepto en el absidiolo meridional.

Pedro de Pablo estima que las marcas de cantero que se aprecian en los muros de las alas oeste y sur del claustro gótico del s. XVI, y que los signos sean similares a los de otras partes de la catedral, se debe a que en la construcción del claustro durante el obispado de Alfonso Enríquez (1506-1523), se derribaron los muros que separaban el presbiterio de los absidiolos y los absidiolos colindantes entre sí, por lo que los sillares de tal derribo debieron ser los que se reutilizaron en el claustro, “lo que es importante para nosotros porque nos permite saber cuáles eran algunos de los signos que había en el interior de la cabecera del templo”.

Catedral-Del-Burgo-de-Osma-Marcas-de-CanteríaDe este estudio gliptográfico De Pablo Aparicio deduce que la catedral “se edificó por bloques verticales y no por sobreposición de lechos horizontales”, siendo probablemente de este a oeste el orden de su colocación. Asimismo la persistencia de las marcas sin desaparición brusca de unas y comienzo de otras apoya parece indicar que no se pararon nunca las obras de la catedral, al contrario de lo que se ha venido afirmando hasta ahora. Igualmente estima que “los canteros que labraban simultáneamente las piedras y grababan en ellas sus signos, eran, al menos, de once a trece, no obstante, es posible que fuera mayor el número de canteros que trabajaron en la obras pues se ha dicho que los que marcaban los sillares eran los destajistas y que los obreros fijos, a sueldo, no lo hacían” (p.134). Pedro de Pablo cree muy posible, por otro lado, que las canteras de caliza que abastecieron de piedra a la catedral se encontraban en Ucero.

Sus mediciones y cálculos le llevan a cifrar en aproximadamente 75.000 el número de piedras talladas, sillares, molduras y esculturas, de las que destacaré 31 claves esculpidas, 144 capitles de diversos tamaños y 11.382 esculturas en la cornisa baja y en los pilares de la nave. Su talla precisaría unas 532.408 horas de trabajo ejecutadas por trece canteros a lo largo de unos quince años, si bien las obras ininterrumpidas de esta catedral gótica precisarían un máximo de 40 años, pudiéndose quizás realizarse en 30 años, por lo que se opone a las tesis que postulan que se interrumpieron y prolongaron hasta la prelacía del obispo Bernabé (1331-1351).

Las influencias artísticas, por tanto, no hay que buscarlas en las catedrales de Burgos, León, Cuenca… sino en Francia, “de donde tuvieron que partir con toda seguridad los maestros que la construyeron” (p.253). Asimismo únicamente ve influencias claras de la catedral oxomense en las construcciones del monasterio de Las Huelgas (Burgos) y catedral de Tudela (Navarra)”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: