Skip to content

El Seminario diocesano de El Burgo de Osma

junio 22, 2013
tags:
Vidriera de santo Domingo de Guzmán en el Seminario del Burgo de Osma

Vidriera de santo Domingo de Guzmán en el Seminario del Burgo de Osma

A petición del Padre Joaquín Eleta, burgense y confesor del rey Carlos III, el Ayuntamiento burgense validó en 1779 la escritura de cesión y donación del solar destinado a construir un nuevo Seminario Diocesano. Siendo ya obispo de Osma quiso ampliar la fábrica para lo cual compró los terrenos correspondientes. No fue Sabatini el autor de los planos sino Bernasconi.

Breve historia del edificio

Gabriel-Ángel Rodríguez Millán

http://www.seminariodeosma-soria.org/pdfs/historia.pdf

El nuevo edificio, inaugurado en 1791, había de albergar al rector, catedráticos y pasantes, a treinta colegiales becarios y otros tantos semipensionistas, además de los muchos alumnos externos que acudían a sus aulas.

El Seminario salido de las manos de Bernasconi es un edificio con hermoso patio central. En la planta baja se construyeron la capilla (hoy salón de actos), el comedor, la cocina y la despensa; en el primer piso, en torno al patio pusieron las diversas aulas; el segundo se reservó para las habitaciones.

Seminario-del-Burgo-de-Osma,-claustro-patioLa fachada está construida de mampostería concertada con sillares enmarcando los vanos que en ella se abren. La portada, de sillería, consiste en un hueco de medio punto configurado por una moldura abocelada interrumpida por unas sencillas impostas y por la ménsula de la clave. Flanqueando la puerta de medio punto se disponen unas pilastras lisas que soportan un frontón curvo, apeado por mensulones con estrías verticales adosados en lo alto del fuste de las pilastras y, en el centro, por la ménsula que refuerza la clave del arco. Sobre la puerta campea el magnífico escudo del Obispo Eleta, a cuyas expensas fue construido el Seminario (…)

Portada neoclásica del Seminario del Burgo de Osma

Portada neoclásica del Seminario del Burgo de Osma

El Obispo Gregorio Sánchez Rubio levantó a mediados del siglo XIX, a partir del núcleo inicial de Eleta, dos nuevos cuerpos a los lados derecho e izquierdo y semejantes en todo al de Eleta aunque más grandes, quedando un a total de 118 metros con 42 de fondo y 10,45 de altura, de forma que, para Madoz, era el Seminario de Osma acaso el mejor de su clase en España.

Seminario-del-Burgo-de-Osma,-fachada
Posteriormente, se han ido realizando otras obras para adaptar el edificio a las nuevas exigencias. Así, se construyó un frontón para el juego de pelota, durante el obispado de Pedro Mª. Lagüera (1862-1892); gabinetes de Física e Historia Natural, en tiempos de Victoriano Guisasola (1893-1897) y la capilla del extremo oeste, mandada construir por Guisasola y realizada durante el episcopado de su sucesor José Mª García Escudero (1897-1909); Tomás Gutiérrez (1935-1943) dispuso la división del Seminario en mayor y menor, con dos capillas, dos comedores, etc…

El obispo Saturnino Rubio  emprendió una serie de profundas reformas de carácter material y formativo. Levantó sobre los muros del edificio central de Eleta una nueva planta; construyó junto a la iglesia de Santo Domingo, levantada a principios del siglo XX, un pabellón para las religiosas que habían de atender a los seminaristas y otro para sacerdotes ancianos; edificó una nueva iglesia junto al pabellón izquierdo del viejo edificio con salón de estudios y dormitorios para los seminaristas menores y preparó terrenos para zonas deportivas.

Seminario-del-Burgo-de-Osma,-campo-de-fútbol

En la segunda mitad del siglo XX y en los primeros años del XXI han sido muchas y consistentes las obras de rehabilitación que se han llevado a cabo en el Seminario…
Seminario-del-Burgo-de-Osma,-galeria-2

 Seminario-del-Burgo-de-Osma,-galeria-3  Seminario-del-Burgo-de-Osma,-galeria-4
 Seminario-del-Burgo-de-Osma,-mosaicos  Seminario-del-Burgo-de-Osma,-galeria-1
 

Seminario-del-Burgo-de-Osma,patios

 Seminario-del-Burgo-de-Osma,--patios-juego-pelota-1
Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. Salvador permalink
    junio 25, 2013 9:10 pm

    Gracias por las fotos Ángel. Tenía medio olvidada cómo era aquella que fue nuestra casa durante 4 años. Recuerdo que lo que más me impresionaron fueron las escaleras de acceso, la primera vez que aparecí por el Seminario, que no fue en el inicio del curso, sino un día que fui (fuimos) a hacer una prueba de acceso un tiempo antes ( y entre alguna de las preguntas que nos hicieron estaba la de “¿cuántas “a” había en el Padre Nuestro?”)
    Al fondo del patio en la última foto veo el frontón donde pasé muuuuuuchas horas jugando.

    • Ángel Almazán permalink*
      junio 26, 2013 12:26 pm

      Es que te gustaba mucho jugar a la pelota… sí…

  2. Sixto permalink
    junio 26, 2013 12:17 pm

    ¡Campos de fútbol de verde! Acabo de encontrarme con Manuel Martínez Álvarez, en Hacienda. ¡Si es que hay sitios que es mejor no ir! Casualidades de la vida, ya contaré que ahora no tengo tiempo.

Trackbacks

  1. La Polar es lo que importa | TAJUECO
  2. Mirada seminarista sin nostalgia | TAJUECO
  3. Recordando caras de la adolescencia seminarista | TAJUECO
  4. Del seminario burgense al instituto | TAJUECO
  5. Reencuentro griálico con el destino, 40 años despuésÁngel Almazán | Ángel Almazán
  6. Cuatro fotos para el recuerdo y la Polar es lo que importa | Agora Simposio
  7. Mirada seminarista sin nostalgia | Agora Simposio
  8. Y tú ¿quién eres? | Agora Simposio
  9. Agua de luz, de Jesús María Muñoz Monge | Agora Simposio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: