Skip to content

Urbanismo del Burgo de Osma: Soportales (1)

marzo 10, 2010

 

El elemento constructivo más tradicional y peculiar de las calles y viviendas medievales y dieciochescas es, sin duda alguna, el soportal, que ya existía en Uxama y que incrementa el carácter castellano del urbanismo burgense: ¡Hasta 200 postes podrás ver!. El balconaje es también considerable, aunque sólo la forja artesanal del antiguo Hospital de San Agustín sobresale junto al de la catedral, como podrás ir constatando.

         Hay soportales en las empedradas Plaza de la Catedral y calle Brasilia. Los hay en la Plaza y Calle Mayor, Dionisio Ridruejo, Caldereros (con la particularidad de que están a ambos lados), Plaza de los Cacharros y, muy modernos, en la calle de San Agustín. Te encantará cobijarte en ellos y pasear tranquilamente observando los edificios y las tiendas. Bajo estos porches, sobre todo los sábados, podrás ver en los de la Calle Mayor los puestos de los hortelanos con ajos, cebollas, berzas, patatas, alubias, miel.., etc.

          Alfonso XI, ante el crecimiento poblacional y la demanda comercial existente en la villa burgense, le otorgó al Cabildo de la catedral y al concejo de El Burgo el privilegio de tener mercado franco la villa, en 1322, cuya cédula podrás ver expuesto en una de las salas museísticas de la catedral:

         “… haian mercado un día en la semana, é que lo fagan en día de Domingo, é todos los que vinieren al mercado que vaian y vengan libres é seguros contra las cosas que trugieren, ó llevaren dende, et que ninguno non sea osado de aver pelea en el dicho Mercado sopena de cien maravedises de la moneda nueva, la meatad que sea para mí, é la otra meatad para el Cabillo de la dicha Eclesia…”

          En tiempos del mitrado de Juan Pérez de Ascarón (1296-1329), este obispo trasladó el mercado franco del domingo al sábado y en tal día verás que el tradicional mercadillo se sitúa donde finaliza la calle de las Farolas, lugar habilitado para aparcamiento de vehículos desde el otoño de 1995. Por tanto, durante las mañanas de los sábados verás las calles repletas de personas, cientos de ellos son de muchos otros pueblos, pues es también el día por excelencia de variopinto sector servicios de la villa (carnicerías, pescaderías, tiendas de ropa y ultramarinos, supermercados, ferretería, bares, cajas de ahorros y bancos…, etc). Seguro que tu comprarás algo en un sitio u otro, ya lo verás. También hubo mercado franco durante los miércoles, al menos en el siglo XVIII.

Nota: © Texto de la página 54 del libro EL BURGO DE OSMA Y SU CATEDRAL, de Ángel Almazán de Gracia.

NOTA: Desde hace unos años los puestos del mercadillo ya no están en la calle de las Farolas y más arriba, sino detrás del Polideportivo, entre los núcleos urbanos de Osma y El Burgo.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: