Skip to content

Urbanismo del Burgo de Osma: Los inicios

marzo 10, 2010

 

Vista aérea de la villa episcopal del Burgo de Osma

  La catedral románica cuya fábrica iniciara Pierre de Bourges (San Pedro de Osma) y que continuaron encarecidamente sus dos condiscípulos, Raymundo y Beltrán, impulsó el crecimiento del Burgo de Santa María.

 El incremento de la población y el flujo de peregrinos para honrar las reliquias de San Pedro de Osma y de otros muchos santos, Virgen del Espino y Santo Cristo del Milagro, debió ser lo suficientemente considerable para aconsejar al obispo Juan Díaz derruir el templo catedralicio y alzar sobre su solar y anejos la catedral gótica.

         En su derredor -excepto por el este- se prolongaron las calles angostas existentes y surgieron otras nuevas que tuvieron como punto de referencia central a la plaza de la Catedral hasta la gran ampliación urbanística del siglo XVIII que cambió la fisonomía de la villa con un eje central y dos focos rectores: la Calle Mayor (antes Real) y las plazas de la Catedral y Mayor.

Nota: © Texto de la página 53 del libro EL BURGO DE OSMA Y SU CATEDRAL, de Ángel Almazán de Gracia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: