Skip to content

Restauración de la Diócesis de Osma (1)

marzo 8, 2010

Hoy se considera falso que el primer obispo oxomense fuera san Astorgio, a mediados del siglo I, como igualmente se desecha la lista de obispos referida por Argaiz que la toma básicamente de Hauberto, en la que aparecen tres obispos griegos en los cinco primeros siglos de nuestra era. El historiador Fray Enrique Flórez estima que debió crearse el obispado de Uxama a finales del siglo III. También Claudio Sánchez Albornoz opina que es de origen romano.

 Sea como fuere, lo cierto es que el primer documento que se conoce en el que aparece la firma de un obispo oxomense, Juan, es del año 597 y corresponde a las actas de un concilio toledano, aunque se postula que hubo otros anteriores pero que eran arrianos y por eso sus nombres han desaparecido de la historia diocesana.

Estela funeraria posiblementge paleocristiana de Vildé, siglos V-VI.

El susodicho Juan, según Argaiz, habría sido nombrado obispo nada menos que por San Prudencio de Armentia en el año 586, si bien retrasa hasta el 589 la fecha de su asistencia al concilio toledando en el que firmaría los cánones contra el arrianismo, por lo que no coincide con la fecha del 597, cuyo 1.400 aniversario se festejará por todo lo alto en la diócesis. Los primeros obispos tuvieron su sede en Uxama y allí permanecerían al convertirse en la Oxoma visigoda.

Es más, la mayoría de los obispos fueron visigodos, como delatan sus nombres, y es que el tener sangre visigoda se tenía en muy alta estima, quizás debido, entre otros motivos, a su propia etimología: godos significa “dioses”, y visigodo venía a ser “dios sabio”.

Ahora bien, según manifiesta la arqueóloga Carmen García Merino, “Uxama se cristianizó, pero ignoramos cuando se inició ese proceso. Por otra parte no han llegado a nosotros restos (ni noticia de que los hubiese) arquitectónicos ni epigráficos de los primeros tiempos cristianos en esta ciudad, aunque es posible se hubiese arraigado esta religión antes del siglo V, y las huellas materiales que pudieran haber quedado, se han perdido. Posiblemente se viese afectada por las turbaciones del priscilianismo como movimiento religioso-social”.

 En realidad, de la época visigoda se han hallado muy pocos restos en Uxama

Nota: © Texto de las páginas 43-44 de EL BURGO DE OSMA Y SU CATEDRAL, de Ángel Almazán de Gracia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: