Skip to content

La Virgen del Espino y las Vírgenes Negras (8)

marzo 7, 2010

 

Virgen del Espino en catedral de El Burgo de Osma

Otros elementos curiosos que concurren en la devoción a la morenilla de la catedral es que habitualmente las Vírgenes del Espino suelen aparecer en lugares en los que se rindió culto a dioses solares, como Lug, y suelen estar acompañadas en el mismo templo o en la toponimia próxima o iglesias cercanas con advocaciones a San Miguel Arcángel, San Roque, Santa Ana y Santa Catalina de Alejandría, entre otros personajes religiosos o celestiales, según Rafael Alarcón. Advocaciones que se dan en la propia catedral burgense y en El Burgo.

         La actual capilla de la Virgen del Espino data de 1650, año en el que se trasladó a ella la imagen y que se festejó con danzas, luminarias y toros. Su camarín barroco se construyó sobre el callejón del toril. Y el toro ha sido un animal-tótem de la Diosa-Luna por su cornamenta de la media luna, como la que aparece, de plata, en las pantorrillas de esta Virgen del Espino, que pusieron en el siglo XVI. Este cuarto lunar acompañaba a media docena de diosas de la antigüedad, desde la Isis egipcia, pasando por Selene y la triple diosa Hécate griega, y acabando en la Diana romana. A estas dos últimas de las festejaba el 13 de agosto invocándolas para que las tormentas no perjudicasen las cosechas. Y la Iglesia Católica honra a María el 15 de agosto con la fiesta de la Asunción, la más popular de las fiestas marianas sorianas, día precisamente en el que se celebra en El Burgo de Osma por todo lo grande a la Virgen del Espino. Y aunque la catedral tiene la advocación de la Asunción de María desde no se sabe cuándo (quizás el s.XVI), El Burgo lo que festeja es a su patrona local y, por tanto, a su Virgen propia, la del Espino.

Retablo de la Virgen del Espino en catedral de El Burgo de Osma

         La capilla tiene un cimborrio barroco. Columnas salomónicas adornan la cúpula barroca guarnecida exteriormente por el tradicional chapitel burgense de la época.

Los cuadros manieristas del retablo -primera obra barroca hecha en la catedral- hacen referencia a su aparición en El Espinar y a su traslado a esta capilla, así como a diversos misterios de la Virgen. San Miguel y otros arcángeles, junto a varios santos, entre ellos Santo Domingo de Guzmán, parecen custodiar el recinto desde lo alto.

 Tras este retablo barroco -quizás el mejor de su estilo de la catedral- permaneció escondido el extraordinario sepulcro gótico de San Pedro de Osma desde 1551 a 1894.

Nota: © Texto de las páginas 42-43 de EL BURGO DE OSMA Y SU CATEDRAL, de Ángel Almazán de Gracia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: