Skip to content

Hércules, Lug y Mercurio (2)

marzo 4, 2010

 

El Burgo de Osma en la primera mitad del siglo XX

En el siglo XI, surgió un arrabal en la llanura de la vega del río Ucero, y de él, a comienzos del siglo XII, un poblado llamado Burgo de Santa María de Oxoma, origen de El Burgo de Osma, topónimo este último que lo más tarde que aparece es en 1322, y que los sorianos llamamos a secas El Burgo, sin más añadiduras ni florituras porque parco y sobrio es nuestro carácter incluso cuando hablamos de las cosas más profundas.

El Padre Flórez, en su España Sagrada, llega incluso a equiparar el río Ucero con el Areva, del que se hace derivar el patronímico Arévacos, los arios de la vaca en la singular interpretación que hace el teósofo Mario Roso de Luna, para quien Uxama-Oxoma es la ciudad de ox, es decir, la ciudad del buey-vaca sagrada. Por su parte, Méndez Silva dice que predicó en Uxama nada menos que San Saturnino de Toulouse, el cual moriría arrastrado por un toro en dicha ciudad del Languedoc.

 

        Lo curioso es que los astados bovinos han estado presentes en las piedras sacras romanas de Uxama, como aconteció con dos cabezas de toros en los ángulos del chapado de bronce de una estela con la que se topó un labrador, en 1864, dedicada al dios Mercurio (el Hermes romano, del que tal vez provenga el nombre de Termes, ciudad arévaco-romana próxima a Uxama). Las dos cabezas bovinas las sustrajeron al poco de su descubrimiento. La estela se guarda en el ayuntamiento.

         Además las corridas de toros fueron durante siglos la mejor forma que tuvieron los burgenses en festejar a su patrono, Pierre de Bourges, al que se le rebautizó como San Pedro de Osma. Y el toro, por otra parte, está vinculado mitológicamente a Pierre de Bourges por su origen francés y la fecha en la que se dice que murió: el 1 de agosto, según González Dávila, y el 2 de agosto según la mayoría de los cronistas pues éste es el día en el que se le honra con misa cantada en la catedral y se dan a besar parte de sus reliquias a los feligreses que a ella concurren.

Nota: © Texto de las página 23de EL BURGO DE OSMA Y SU CATEDRAL, de Ángel Almazán de Gracia

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: